Los Presupuestos 2018 contemplan una subida de la cuota de autónomos de 48 euros anuales

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2018 aprobados ayer mismo dan una cal y otra de arena a los autónomos. Por una parte,  aumento de la pensiones, nuevas deducciones fiscales y ampliación del permiso de paternidad; por otra, subida de las bases de cotización. Y es que los Presupuestos Generales 2018 aumentarán, posiblemente a partir del segundo semestre del año,  el coste de la cuota de autónomos casi 4 euros mensuales, 3,80 euros si las cuentas no fallan.

1,4% de incremento en las bases de cotización de los autónomos

Según la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), las bases mínimas y máximas de cotización de los trabajadores por cuenta propia en el Régimen Especial de Autónomos de la Seguridad Social (RETA) se incrementarán un 1,4% a partir de una futurible  puesta en marcha de las cuenta públicas que, recordemos, aún tienen que entrar en la fase de tramitación parlamentaria.

No todo está dicho pero podría haber luz verde. En tal caso los Presupuestos entrarían en vigor a inicios de verano, momento en que se produciría esta posible subida del 1,40% en las bases de cotización de los autónomos, un incremento que no nos pilla por sorpresa. Ya el pasado julio los autónomos sufrieron los efectos de unos presupuestos tardíos también en 2017 aumentando su base mínima de cotización un 3% y encareciendo la cuota de autónomos 8 euros por mes.

El incremento que se espera con los Presupuestos Generales de 2018 se quedaría casi en la mitad de ese 3% de 2017, pero no termina de consolar después de que la última reforma de autónomos postergará un sistema de cuota de progresiva ajustado a los ingresos reales. Así la base mínima de cotización pasaría de los 919,80 euros actuales a 932,78 euros y la cuota de autónomos de 275 euros a 278,90 euros. Este incremento afectará al 80% del total de autónomos afiliados al RETA que cotizan por la base mínima. 

También tendrán que rascarse el bolsillo el 20% restante de autónomos que coticen por la base máxima ya que también se incrementará un 1,4%. Con dicha subida la base máxima de cotización pasará de los 3.751,26 euros actuales a 3.803,77 euros y esto se traduce en aumento mensual de la cuota máxima de 15 euros, notablemente superior a la soportada por la cuota mínima. Por tanto, la cuota de los autónomos que coticen por la base máxima alcanzará los 1.137,32 euros frente a los 1.121,63 actuales.

Recuerda que en la asesoría online de Infoautónomos estamos pendientes de las últimas noticias legislativas y que afectan a tu negocio. Si no tienes tiempo para seguir al detalle la actualidad que influye en tus obligaciones fiscales, despreocúpate, nuestros asesores lo tienen por ti.

La cotización del autónomo societario sin cambios: un justo respiro

Los que no tendrán que rascarse más el bolsillo, al menos durante lo que queda de año,  son los autónomos societarios a quienes perjudicó muy negativamente la falta de Presupuestos a inicios de 2018.

En enero el incremento del SMI se tradujo en una subida del 4% de la base de cotización del autónomo societario y su cuota pese a que la reforma de autónomos aprobada el pasado mes de octubre desvincula la cotización del autónomo societario del Grupo 1 del Régimen General, y por extensión del salario mínimo (SMI), para ligarla a los presupuestos Generales del Estado.

Para materializarse esta medida el autónomo societario tendrá que esperar a la cuentas públicas del año que viene. Por tanto, la aprobación de los nuevos presupuestos no afectará sobre la cotización del autónomo societario que seguirá haciendo frente a sus 357 euros mensuales de cuota para cotizaciones mínimas establecidas en 1.198,08 euros.

La entrada Los Presupuestos 2018 contemplan una subida de la cuota de autónomos de 48 euros anuales se publicó primero en Infoautónomos.

Source: El economista<

Así afectarán los Presupuestos Generales 2018 a los autónomos

Habemus Presupuestos. Después de un primer trimestre marcado por la ausencia de cuentas públicas para este año,  ayer conocíamos la noticia de la aprobación de los Presupuestos Generales 2018 (PGE). ¿Qué propuestas podrían salir adelante con las nuevas cuentas y afectarán directamente a la actividad del autónomo? Incremento de las pensiones y bases de cotización de autónomos entre otras medidas: así son los presupuestos de 2018. 

Aumento de la bases de cotización del autónomo en los Presupuestos Generales 2018

Es probablemente la novedad más temida por una gran parte de los de 3.100.000 autónomos afiliados a la Seguridad Social, especialmente temida por ese 80% de los autónomos cuya base de cotización es la mínima: la subida de las bases de cotización marcadas en la cuentas públicas.

La ausencia de las mismas a comienzos de año dio lugar a la prórroga de los bases de cotización dictadas en los Presupuestos Generales de 2017 y a la congelación de la cuota de autónomos 2018 que hoy por hoy se sitúa en 275 euros.

Presumiblemente, los presupuestos aprobados ayer contemplarían, según ATA, un incremento del 1,4% en la base mínima de cotización del autónomo que actualmente alcanza los 919,80 euros y que con la entrada en vigor de los PGE 2018 se situará en 932 euros. Por tanto, en los próximos meses el autónomo que cotiza por la mínima tendrá que rascarse un poco más su bolsillo, hasta sacar los cerca de cuatro euros más de cuota de autónomos que supone este incremento. Esto significa que una gran parte de los autónomos pasarán de pagar 275 euros a casi 279 euros en concepto de cuota.

La base máxima de cotización también se incrementará en la misma medida, 1,4%

Cotización del autónomo societario sujeta a los próximos Presupuestos 2019

Los que no tendrán que hurgar más en sus bolsillos, al menos durante este año, son los autónomos societarios a quienes perjudicó muy negativamente la falta de Presupuestos a inicios de 2018. 

La reforma de autónomos aprobada el pasado mes de octubre desvincula la cotización del autónomo societario del Grupo 1 del Régimen General,y por extensión del salario mínimo (SMI), para ligarla a los presupuestos Generales del Estado. Pero la ausencia de los mismos en enero de 2018 sumado al aumento del salario mínimo dio lugar a un incremento del 4% en la cotización y la cuota del autónomo societario.

Por tanto, la aprobación de los nuevos presupuestos no afectará sobre la cotización del autónomo societario que seguirá haciendo frente a sus 357 euros mensuales de cuota para cotizaciones mínimas establecidas en 1.198,08 euros.

Incremento de las pensiones mínimas del 3%

El contenido de los Presupuestos Generales 2018 anticipa un cambio de panorama en la subida de las pensiones auspiciados en los últimos días por las reivindicaciones populares. La intención inicial del Gobierno de incrementar las pensiones un 0,25%, lo mínimo por ley, hasta 2022 no saldrá finalmente adelante.

Las Cuentas Públicas 2018 para los próximos meses de 2018 destinarán 1.000 millones de euros de los 2.500 totales a los siguientes incrementos en las pensiones:

  • 3% de incremento en las pensiones mínimas y no contributivas
  • 2% para las pensiones de viudedad
  • 1.5% para pensiones por debajo de 700 euros mensuales
  • 1% para pensiones entre 700 y 800 euros mensuales

Muchos trabajadores por cuenta propia celebrarán la medida ya que son perceptores de pensiones muy estrechas. De hecho, según UPTA, la pensión media del autónomo asciende a 649 euros.

Ampliación del permiso de paternidad a cinco semanas

Los Presupuestos  aprobados también incluyen una ampliación del permiso de paternidad de cuatro semanas a cinco en 2018 y para todos los trabajadores. Esta medida, que ya anunciamos en la recta final de 2017, se ha hecho esperar por la falta de presupuestos. Este incremento se suma a la ampliación de enero de 2017, momento en que el permiso de paternidad pasó de 13 jornadas a las 28 jornadas actuales. 

Rebaja en el IRPF: nuevas deducciones fiscales

En el apartado de ayudas familiares destaca la deducción por gastos de guardería para aquellos padres con hijos de edades comprendidas entre los 0 y 3 años. El techo de esta deducción se sitúa en 1.000 euros anuales.

Pero no es la única deducción fiscal prevista. Los contribuyentes con cónyuge discapacitado podrán deducirse los gastos derivados hasta un total de 1.200 euros anuales.  También habrá aumento de la deducción por familia numerosa en 600 euros anuales por cada hijo que exceda el número establecido -con carácter general, a partir del cuarto-.

Más deducciones fiscales en el IRPF a la vista. Las cuentas públicas para este año traen consigo novedades fiscales que debes tener en cuenta al cumplir con tus obligaciones como autónomo. ¿No tienes tiempo? Despreocúpate con la asesoría online de Infoautónomos donde ya estamos al tanto por ti.

Continuidad de la tarifa plana para nuevos autónomos

La cuentas públicas recién aprobadas destinan una partida presupuestaria de 520 millones de euros a las mejoras y bonificaciones introducidas por la ley de autónomos; una ley que puso en marcha el pasado 1 de enero de 2018 la ampliación de la tarifa plana para nuevos autónomos durante seis meses más.  Los Presupuestos Generales 2018 garantizan la continuidad de las ayudas en la cuota de autónomos.

Los presupuestos generales 2018 también contemplan otras medidas que aunque no afecta directamente a la actividad de autónomos sí conviene conocer. Hablamos del complemento salarial de 430 euros para jóvenes que a través de un contrato de formación y aprendizaje estudien y trabajen a la vez; o de la rebaja fiscal del IRPF, esto es, una exención de tributación para las rentas de trabajo hasta 14.000 euros brutos anuales. En la actualidad este límite se sitúa en 12.000 euros.

La entrada Así afectarán los Presupuestos Generales 2018 a los autónomos se publicó primero en Infoautónomos.

Source: El economista<

Cómo hacerte con el certificado de retenciones del IRPF

A tan solo unos días para dar comienzo la campaña de la Renta 2017 muchos son los autónomos que ya calientan motores para gestionar su factura fiscal del pasado año, especialmente si el resultado es a devolver. Otros esperarán a la recta final del plazo que empieza el 4 de abril y acaba el 2 de julio.

El post de hoy versa sobre uno de los documentos que puedes necesitar para tu declaración de la Renta de este año: el certificado de retenciones del IRPF. Y decimos puedes porque no será indispensable para todos los autónomos sino solo para aquellos que practiquen retenciones. Presta atención.

Qué autónomos están obligados a presentar certificado de retenciones del IRPF

Si estás en alguna de las siguientes categorías has de entregar el certificado de retenciones de IRPF. En este punto te explicamos por qué:  

  • Autónomos o empresarios con personal a cargo. A la empresa o al autónomo les corresponde el cálculo de las retenciones de IRPF que debe aportar el asalariado a Hacienda mediante nómina y la entrega del propio certificado de retenciones a sus trabajadores. Recuerda que si tienes trabajadores en plantilla has de entregar a Hacienda el porcentaje que no has pagado a tus trabajadores en nómina mediante el modelo 111 trimestral y el resumen anual 190
  • Autónomos profesionales que emitan factura con retención a sus clientes. En caso de que como autónomo factures con retención, al 7% si eres nuevo autónomo o al 15% el tipo genérico, también debes contar con este certificado para conocer la cuantía de IRPF que tu cliente ha entregado a Hacienda en tu nombre por tus servicios prestados. Es la empresa retenedora la que debe facilitar este certificado al autónomo profesional.
  • Eres un autónomo que desarrolla su actividad  en un local alquilado. En este caso también debes presentar certificado de retenciones, o lo que es lo mismo, del dinero que has dejado de pagar al arrendador a cuenta de su IRPF y que has ido entregando de forma periódica, trimestral a través del modelo 115 o anual con el modelo 180. Este certificado es el que entregarás al propietario del local.

Como empresa o autónomo retenedor has de entregar el certificado original con firma y sello de quien lo emite.

Qué ocurre si no entregas el certificado de retenciones de IRPF

Ten en cuenta que si practicas retenciones no solo debes emitir el certificado correspondiente sino que además tiene que entregárselo obligatoriamente al contribuyente con independencia de que nos refiramos a un trabajador en nómina, a un autónomo profesional o al arrendador de tu local.

Antes del inicio de la campaña, que recordemos este año comienza el 4 de abril, has tenido que hacer llegar cada uno de los certificados de retenciones a quien corresponda. De no hacerlo estarás cometiendo infracción tributaria leve conforme al artículo 2016 de la Ley  58/2003, 17 de diciembre, General Tributaria. El coste de la sanción es de 150 euros.

Cómo obtener el certificado de retenciones del IRPF

Puedes conseguir el certificado de retenciones que como empresa o autónomo pagador entregarás al contribuyente a través de dos vías:

  • Personándote en la delegación de Hacienda que corresponda a tu domicilio fiscal con cita previa.
  • Mediante la sede electrónica de Hacienda con certificado digital. Una vez accedas has de descargarte el fichero del modelo 190 de retención practicadas en el IRPF a trabajadores vía nómina y/o el modelo 180 de retenciones practicadas en el IRPF a alquileres de inmuebles urbanos, presentados el pasado enero , clicar sobre la opción de presentar el modelo, importar el fichero descargado, seleccionar todos los perceptores en la categoría apartado y obtener el certificado de retenciones del IRPF.

La entrada Cómo hacerte con el certificado de retenciones del IRPF se publicó primero en Infoautónomos.

Source: El economista<

¡No te olvides de la presentación del Modelo 720!

Si lo prefieres, puedes escuchar este artículo sobre la Presentación del Modelo 720 aquí:

En pocos días termina al plazo para la presentación del Modelo 720 y si eres titular de bienes o derechos en el extranjero, estás obligado a cumplimentarlo. Así que, si aún no te has puesto manos a la obra, atento a este artículo porque te damos las claves de esta declaración informativa.

Qué es el Modelo 720

El Modelo 720 es una declaración con mero carácter informativo sobre bienes y derechos situados en el extranjero. Pero que este documento tan solo tenga validez informativa no implica que no sea de obligada presentación. De hecho, si aún no lo has hecho que sepas que tienes solo hasta el próximo 31 de marzo para cumplimentarlo.

Y es que su presentación es una obligación tributaria que, si bien no conlleva desembolso económico, sirve para declarar aquellos bienes y derechos de contenido económico ubicados o gestionados en el extranjero. Es decir, el Modelo 720 sirve para informar de todas aquellas cuentas, bienes inmuebles, seguros, rentas, valores… localizados fuera de España de los que hayas sido titular a lo largo de 2017.

Presentación del Modelo 720

Están obligados a presentar el Modelo 720 todas las personas físicas (como los autónomos), jurídicas (como las pymes), comunidades de bienes y sociedades civiles que tengan la titularidad de derechos sobre:

  • Cuentas en entidades financieras situadas en el extranjero.
  • Valores (acciones, fondos de inversión…), derechos, seguros y rentas depositadas, gestionados u obtenidos en el extranjero.
  • Bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero.

A esta regla general se le imponen algunas excepcionalidades. Por ejemplo, si la suma de los bienes que integran cada producto de los mencionados, no supera los 50.000€, NO tienes la obligación de informar.

SI estás obligado al Modelo 720 si estás autorizado o eres el titular “real” de esas cuentas, valores o bienes a 31 de diciembre del año 2017, aunque no seas el titular nominal. Igual que SI tienes que cumplimentar este documento si, habiéndolo presentado ya en años anteriores, en el año 2017 el valor del conjunto de las cuentas, o de los valores o de los inmuebles que tengas en el extranjero, se incrementa en más de 20.000 € respecto de la última declaración.

Además, si ya no eres titular de alguno de esos bienes y derechos pero has hecho la declaración en años anteriores, SI estás obligado para que quede constancia de esta alteración.

Sanciones por no presentar el Modelo 720

El Modelo 720 tiene que presentarse vía telemática a través de la propia página web de la Agencia Tributaria y, para ello, tienes que disponer de la firma electrónica. Y ¡ojo! con no hacerlo porque supone una infracción tributaria muy grave tanto no presentarlo como hacerlo de manera incompleta o con datos falsos o inexactos, tanto que conlleva importantes sanciones económicas:

  • Si no informas, o aportas datos de manera inexacta o falsa, sobre la titularidad de cuentas en entidades financieras, o de tus bienes inmuebles, o sobre valores (acciones, fondos de inversión…), derechos, seguros y rentas depositadas, gestionados u obtenidos en el extranjero, la multa será de 5.000€ por cada dato, o conjuntos de datos, omitidos, con un mínimo de 10.000€.
  • La sanción será de 100€ por dato, con un mínimo de 1.500€, cuando la declaración haya sido presentada fuera de plazo y siempre que no haya habido requerimiento previo por parte de la agencia tributaria.
  • Del mismo modo se sancionará la presentación de la declaración por medios distintos a los electrónicos, informáticos y telemáticos.

Si este Modelo 720 te resulta complicado o prefieres que un especialista haga por ti todo el papeleo concerniente a tu negocio, no dudes en ponerte en contacto con nuestra asesoría.

La entrada ¡No te olvides de la presentación del Modelo 720! se publicó primero en Infoautónomos.

Source: El economista<

Conocer el CIF te ayudará a evitar problemas

El universo de empresas o autónomos con los que se relaciona hoy en día un trabajador por su cuenta es muy elevado. La globalización y el uso generalizado de Internet ha posibilitado el acceso a un gran número de contactos, bien como proveedores de productos o servicios o como posibles clientes de los propios.

Si antes era más habitual que los trabajos surgieran del boca a oreja, a través de recomendaciones de personas con las que se había mantenido una relación profesional con anterioridad, hoy en día podemos contactar, y estamos localizables para cualquiera, por nuestro perfil digital.

La crisis económica ha multiplicado este efecto, ya que la dificultad de encontrar negocio ha hecho que sea necesario ampliar el ámbito de actuación y trabajar con nuevos contactos de los que no tenemos referencias previas.

Un primer dato fundamental que debemos conocer de cualquier empresa o persona con la que estemos valorando colaborar es lo que hasta ahora se llamaba CIF en el caso de las sociedades, el NIF para todos actualmente. Aunque seguimos utilizando la palabra CIF, el Real Decreto 1065/2007, de 27 de julio, unifica ambos casos bajo el nombre de NIF, como explica Daniel Rodríguez en Empresa Actual.

Con la información que nos proporciona este número, estaremos seguros de la identidad de la empresa o autónomo con el que vamos a entablar una relación comercial, ya que es personal y único. Esto es de gran utilidad, evitando además los casos de empresas que juegan intencionadamente a confundir con su marca para que se piense que se trata de otra más conocida o relevante.

Más allá de las numerosas imitaciones que tienen marcas famosas de alimentación, como Coca Cola, o productos deportivos, como Nike o Reebok, o las firmas de lujo, como Louis Vuitton, hay empresas que optan por un nombre similar a alguna grande del sector al que pertenecen y que puede inducir a errores. Especialmente si se trabaja con prisas y no se dispone de un departamento financiero o legal específico que se dedique a hacer las comprobaciones pertinentes.

 Qué datos me aporta el CIF

Gracias a la información que está incluida en este número personalizado podremos conocer datos como si la empresa en cuestión es una sociedad civil o mercantil, si es nacional o extranjera o si se trata de una unión temporal de empresas, entre otros.

Además, una vez que tengamos el CIF de una empresa, será posible localizar mucha más información sobre ella, a través, por ejemplo, de los datos que proporcionan marcas como eInforma, que ofrece un buscador gratuito para empresas y autónomos, para localizar una empresa o autónomo por el CIF pero también para conocer este número a partir de datos como el nombre o por alguna de las marcas o productos con los que trabaje la compañía que queramos encontrar.

A partir de ahí, podremos profundizar según se requiera para conocer toda la información recogida en el Registro Mercantil para empresa nacionales, siempre actualizada y datos más específicos.

Esto nos facilitará poder obtener datos como:

  • Informe mercantil completo y actualizado
  • Marcas registradas por la empresa
  • Gráficos de la evolución de ventas de la empresa
  • Gráficos de los empleados que encontramos dentro de la empresa
  • Miembros del Consejo de Administración
  • Administradores actuales; administradores que han pasado por la empresa desde su constitución;
  • Accionistas participantes;
  • Vinculaciones y participaciones externas de otras empresa
  • Artículos y publicaciones en prensa acerca de la empresa además de la información oficial y registrada.
  • Datos sobre el comportamiento de pagos de esa sociedad o autónomo, evitando, en la medida de lo posible, riesgos innecesarios a la hora de trabajar con un nuevo contacto.

La entrada Conocer el CIF te ayudará a evitar problemas se publicó primero en Infoautónomos.

Source: El economista<

¿Eres autónomo dependiente o falso autónomo?: Descubre las diferencias

Día sí día también los medios se hacen eco de los casos presuntamente fraudulentos en empresas cuya plantilla se nutre en su totalidad de falsos autónomos, ¿o se trata más bien de trabajadores autónomos dependientes (TRADE)?, ¿hablamos de lo mismo,  hay diferencias entre ambas figuras? ¿Cuáles son la fronteras que delimitan el tratamiento jurídico de uno y otro?

Si estás trabajando como autónomo pero no tienes clara tu condición atiende a este artículo donde damos respuesta a la pregunta que te haces . ¿Soy autónomo dependiente o falso autónomo?

Autónomo dependiente o falso autónomo: qué condiciones concurren en ambas figuras

Características del trabajo del autónomo dependiente

La figura del autónomo económicamente dependiente surgió hace una década con el llamado Estatuto del Trabajo Autónomo para regular y otorgar seguridad jurídica a los muchos trabajadores autónomos que realiza su actividad económica o profesional para una empresa o cliente del que percibe al menos el 75 por ciento de sus ingresos.

Según el Estatuto del Trabajador, las condiciones que han de concurrir para constituirse como trabajador dependiente son:

  • No tener a su cargo trabajadores por cuenta ajena ni contratar o subcontratar parte o toda la actividad con terceros.
  • Ejercer la actividad de manera diferenciada con el resto de trabajadores por cuenta de cliente.
  • Disponer de recursos propios para realizar la actividad. Sin embargo el autónomo dependiente no debes ser titular de un local u oficina abiertos al público ya que se entiende que desarrollas tu actividad para otra persona.
  • Desarrollar su actividad bajo su propio criterio y directrices sin perjuicio de las indicaciones que pueda realizar el cliente.
  • Recibir contraprestación económica conforme al resultado de la actividad. Por regla general el autónomo dependiente no recibe nómina sino que emite factura por los rendimientos de actividad económica.
  • No tener la condición de asociado.

Características del trabajo del falso autónomo

Pero en los últimos tiempos  se ha realizado una utilización indebida de esta figura recientemente introducida hasta desvirtuarla y dar lugar a la del falso autónomo, es decir, el trabajador con las obligaciones del autónomo (alta en Hacienda y en el Régimen Especial de Autónomos de la Seguridad Social, presentación de impuestos…) y las del trabajador por cuenta propia, eso sí, sin los derechos de los que disfrutan el resto de la plantilla, precisamente por su condición de autónomo. En la práctica ser autónomo es adquirir un 2×1 fraudulento,  poco rentable y sin ninguna protección jurídica. ¿Qué caracteriza el trabajo del falso autónomo?

  • No tiene a su cargo trabajadores por cuenta ajena ni externaliza su trabajo.
  • Ejerce la actividad de manera indiferenciada con el resto de trabajadores por cuenta de cliente pero sin contar con los derechos de los trabajadores en plantilla como vacaciones o derecho a indemnización en caso de que la empresa ponga fin al contrato de forma improcedente.
  • Utiliza los recursos de la empresa para la que trabaja para realizar su trabajo.
  • Está sujeto a las directrices del empresario.
  • Es la empresa la que pone precio al trabajo del falso autónomo y no al revés como procede y como se establece en el caso del trabajador autónomo dependiente.

El falso autónomo es una figura ilegal, diferenciada del autónomo dependiente que sí viene recogida en la ley. No se trata de estigmatizar al falso autónomo que en la mayoría de los casos se ve avocado a esta situación como única forma de subsistencia. Son las empresas que emplean a falsos autónomos las que están cometiendo fraude laboral y las responsables de dar de alta a ese trabajador en el Régimen General de la Seguridad Social.

El falso autónomo en España

Según un estudio del pasado año realizado por la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) y basado en datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y la Encuesta de Población Activa (EPA), el número de falsos autónomos en España ascendía a 210.000 (290.000 según la Unión Profesional de Trabajadores Autónomos (UPTA), un hecho que cifraba en 562 millones la merma para las arcas de la Seguridad Social. Este cálculo se obtiene en base al salario medio, la cuota de autónomos (275 euros al mes) y los tipos de cotización de la Seguridad Social. 562 millones de euros que se ahorran las empresas que recurren a esta práctica ilegal.

Además, los últimos datos de la Seguridad Social indican que solo hay registrados 10.000 autónomos dependientes y se estima que hay unos 300.000 que tienen la condición de falsos autónomos.

Caída de las inspecciones en 2017

Las cifras hacen ver que el problema no es peccata minuta y que requiere una actuación focalizada por parte de la Inspección de Trabajo que pese a todo ha rebajado considerablemente el número de actuaciones durante 2017 y respecto a años anteriores:

Según datos de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, en 2015 se realizaron 3.376 inspecciones relacionadas con los falsos autónomos que se redujeron a 2.720 en 2016 y solo 887 en los primeros nueve meses de 2017. Una bajada importante a pesar de conflictos tan sonados como los de los repartidores autónomos de startups como Deliveroo y Glovo.

Sanciones por emplear a falsos autónomos

Como ya hemos comentado, emplear a falsos autónomos constituye motivo de fraude laboral y por tanto,  en el caso de una inspección de trabajo a la empresa, el empresario que no da de alta a su trabajador en el Régimen General incumple la ley laboral, conllevando una multa cuyo importe está entre 3.126 euros y 10.000 euros. Además, la Seguridad Social puede reclamar las cotizaciones de los últimos cuatro años junto al correspondiente recargo por el impago a la Administración derivado de dejar de dar de alta al trabajador en Régimen General.

Recuerda que la Seguridad Social pone a disposición del trabajador un buzón de denuncias de fraude laboral tal y como te contamos en nuestro artículo sobre cómo denunciar la situación del falso autónomo junto a otras formas de denuncia.

Cómo denunciar la situación del falso autónomo

¿Adiós al falso autónomo con la reforma del RETA?

Reducir el número de falsos autónomos junto a la delimitación de la figura del trabajador dependiente y la mejora de los contratos firmados son algunas de la metas marcadas por la Subcomisión de Empleo encargada de la reforma del RETA. Estos objetivos no se tratan de forma aislada sino que entronca con el objetivo principal de ajustar la cotización del autónomo a sus ingresos reales analizando la viabilidad de la cuota progresiva, el sistema de cotización por tramos o la cotización a tiempo parcial y revisando el concepto de habitualidad para darse de alta como autónomo en la Seguridad Social.

La entrada ¿Eres autónomo dependiente o falso autónomo?: Descubre las diferencias se publicó primero en Infoautónomos.

Source: El economista<

¿Qué es la factura recapitulativa y para qué sirve?

Si lo prefieres puedes escuchar este artículo sobre la Factura Recapitulativa aquí:

Una de las obligaciones del trabajador autónomo es llevar al día los libros contables y guardar y conservar las facturas de su actividad. Son documentos obligatorios a efectos fiscales y ofrecen garantía de cumplimiento tanto para emisor como para receptor. En este artículo te hablamos de la factura recapitulativa, un documento muy útil porque agiliza y simplifica el proceso de facturación.

La factura recapitulativa

Imagina que tienes un cliente fijo al que cada mes sirves los mismos productos o servicios… Pongamos un ejemplo: un transportista que en su ruta siempre echa combustible en tu negocio, una estación de servicio. En este caso lo más cómodo es que, en vez de hacer una factura cada vez que ese transportista acuda a tu establecimiento, hagas un documento que recapitule todas las cantidades de gasoil, y su cuantía, que le has servido a lo largo del mes y que has consignado en tiques o albaranes. Ese documento, groso modo, sería una factura recapitulativa.

Es decir, la factura recapitulativa se utiliza cuando existen operaciones entre personas o empresas de manera recurrente. Básicamente lo que hace es aglutinar la información de todos los tiques o albaranes expedidos en un mes natural a un mismo receptor en un solo documento. Así que si tienes un alto volumen de transacciones con un mismo cliente de forma periódica, esta es la fórmula más recomendada para ti.

Cómo hacer una factura recapitulativa

La factura recapitulativa es un documento fiscalmente exigible por lo que tiene que cumplir con determinados requisitos para que sea válido. Debe incluir todos y cada uno de los datos que te enumero a continuación:

  1. Número y, en su caso, serie. Tienen que estar numeradas correlativamente. Normalmente cada año se iniciará una nueva serie.
  2. Fecha del día de expedición.
  3. Identificación tanto de emisor como de receptor de la transacción objeto de la factura con nombre y apellidos, razón o denominación social completa.
  4. Número de identificación fiscal de la administración española, o cualquier otra de la Unión Europea, con el que el emisor ha realizado la operación.
  5. Domicilio fiscal de ambos.
  6. Descripción de las operaciones. Es sumamente importante, y más en el caso de la factura recapitulativa, que el Concepto quede bien especificado. Por tanto, hay que describir las operaciones especificando los datos necesarios para la determinación de la base imponible del impuesto.
  7. El IVA correspondiente y el tipo impositivo del recargo de equivalencia, si procede. Del mismo modo, si eres profesional tendrás que especificar el porcentaje de retención del IRPF que aplicas a la operación.
  8. En su caso, la cuota tributaria a repercutir.
  9. El importe a pagar.

Estos son datos que debe contener cualquier factura para ser válida, la diferencia con las recapitulativas estriba en que a la hora de “describir las operaciones” no especificarás solo una, sino que deberás establecer una relación con todas las operaciones o servicios que se han agrupado en este documento.

Como te decía, puede reunir todas las transacciones realizadas con un mismo cliente dentro de un mes natural y tienes hasta el día 16 del mes siguiente para poder expedirla.

Ten en cuenta que las facturas recapitulativas se sustentan en la emisión de albaranes o tiques que de por sí carecen de validez fiscal. Por ello, cuando la información que se contiene ellos se especifica con concreción en la factura recapitulativa, éstos pueden destruirse.

Pero ¡cuidado! porque si la factura solo los menciona, remitiendo a ellos para conocer el contenido exacto de la transacción, existirá la obligación de conservarlos del mismo modo que conservas la factura. En estos casos se entiende que esos otros documentos forman parte de la factura misma hasta el punto de que si nos los conservas esa factura no será válida.

Factura recapitulativa e IVA

Como decíamos líneas arriba, al igual que en una factura ordinaria, la factura recapitulativa debe consignar el tipo de IVA aplicable al bien o servicio objeto de esta. Es decir, que en el documento tienes que reflejar la cantidad y el importe de IVA que corresponde a cada operación.

Recuerda que el IVA general es del 21% pero que existen actividades exentas a las que no se aplica este impuesto y otras que tributan con porcentaje diferente (10% tipo reducido o 4% superreducido). Algo que debes tener en cuenta para cumplimentar la factura recapitulativa.

Si después de leer este artículo mantienes dudas sobre este tipo de factura o tus obligaciones contables, o, simplemente, prefieres que un especialista se haga cargo de esta tarea, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de asesores.

 

La entrada ¿Qué es la factura recapitulativa y para qué sirve? se publicó primero en Infoautónomos.

Source: El economista<

Qué es y cómo solicitar el complemento a mínimos

La pensión media del autónomo se sitúa en 649 euros según la Unión Profesional de Trabajadores Autónomos (UPTA). Si estás a un paso de jubilarte y tu futura pensión de autónomo no alcanza el mínimo establecido puedes acogerte a tu derecho al complemento a mínimos, una compensación que te otorga la Seguridad Social para situarte en la cuantía mínima.

Si quieres conocer a cuánto ascienden estas cuantías mínimas y los detalles sobre el complemento a mínimos continúa leyendo.

Qué es el complemento a mínimos

Como ya invita a pensar su denominación, el complemento a mínimos es una cantidad adicional al importe de la pensión cuando la cuantía de ésta no alcance el mínimo fijado por ley.

La cuantía mínima mensual y anual detallada en la web de la Seguridad Social varía en función de la edad de jubilación y la situación personal del pensionista.

Tabla explicativa del complemento a mínimos

Requisitos para solicitar el complemento a mínimos

La Seguridad Social establece una serie de condiciones para ser perceptor de este complemento a mínimos.

Añadida al requisito de tener reconocida una pensión cuya cuantía sea inferior a la cuantías mínimas anteriormente especificadas, la Administración establece también estos otros requisitos:

Límite de ingresos para pensión mínima

No pueden percibir el complemento a mínimos aquellos pensionistas que perciban rendimientos del trabajo, de actividades económicas o ganancias patrimoniales cuya cuantía exceda los 7.133, 97 euros anuales en caso de pensionista sin cónyuge a cargo u 8.321 euros en caso de pensionista con cónyuge a cargo.

Estas cuantías límites vienen marcadas por la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Además, hay que indicar que este complemento a mínimos no es consolidable, es decir, que puede modificarse o incluso anularse.

La anulación es segura precisamente en el momento en que el beneficiario perciba rendimientos del trabajo, de actividades económicas,  ganancias patrimoniales o se le revalorice la pensión cuyo importe exceda los límites establecidos. En este caso, la anulación del complemento tendrá efecto desde el primer día del mes siguiente a la resolución del reconocimiento de la nueva pensión.

Residencia en territorio español

La Administración considera obligatorio residir en territorio español para tener derecho a complemento a mínimos de la pensiones causadas a partir del 1 de enero de 2013. En este sentido, para validar la residencia habitual en España el beneficiario no podrá realizar estancias en el extranjero superiores a 90 días anuales.

Cómo solicitar el complemento a mínimos

Antes de entrar a explicar cuándo y cómo solicitar el complemento a mínimos debemos advertirte. La Administración no va a avisarte de tu derecho, por el contrario, considera que es el propio pensionista quien debe percatarse del mismo y requerir expresamente el complemento a mínimos.

Conforme a todo lo anterior, en cualquier momento en que tu pensión resulte inferior a los mínimos establecidos debes solicitar el complemento.

Puedes peticionarlo en el mismo momento en que adquieras la condición de pensionista e incluso después cuando por causa de incrementos de los límites mínimos tu pensión se desvalorice; en este último caso, cuando reclames el complemento a mínimos con posterioridad al reconocimiento de la pensión la ley fija en tres meses el máximo para cobrar con efecto retroactivo.

Puedes solicitar el complemento a mínimos de tu pensión como autónomo de forma presencial en la sede de la Seguridad Social que te corresponda con cita previa o de forma telemática a través del certificado digital. Con independencia de la vía que elijas has de presentar el documento que facilita la Seguridad Social bajo el título “Declaración de ingresos y/o acreditación de la residencia a efectos del complemento por mínimos.

Incompatibilidad del complemento a mínimos con la jubilación activa

Según el Ministerio de Empleo, en 2017, el 38,15% de los pensionistas del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) fueron perceptores del complemento a mínimos, un porcentaje 14 puntos superior en comparación con los pensionistas del Régimen General. En términos globales, el 23,91% de los 6,79 millones de pensionistas en 2017 contaron con el complemento a mínimos.

El porcentaje de pensionistas autónomos que perciben este complemento no sorprende si tenemos en cuenta que el 80% de los autónomos cotiza por la base mínima redundado en unas coberturas y prestaciones y prestaciones mínimas como en el caso de la pensión por jubilación que en la mayoría de los casos no dan para la supervivencia.

Este es el motivo por el que muchos jubilados optan por compatibilizar el trabajo autónomo con la percepción de la pensión contributiva en lo que se conoce como jubilación activa. Pero he aquí donde aparece la letra pequeña del derecho a complemento a mínimos de la pensión.

La nueva ley de autónomos que entró en vigor en octubre de 2017 da derecho al autónomo en situación de jubilación activa y con al menos un trabajador a percibir el 100% de la pensión y no el 50% como se establecía antes de la norma. Sin embargo, el complemento a mínimo no se otorgará a los autónomos en esta situación.

En definitiva, el pensionista no tendrá derecho a los complementos a mínimos de pensión durante el tiempo en el que compatibilice con el trabajo.

La entrada Qué es y cómo solicitar el complemento a mínimos se publicó primero en Infoautónomos.

Source: El economista<

Pasos para tramitar tu Incapacidad Temporal (IT)

Si lo prefieres también puedes escuchar este artículo sobre Incapacidad Temporal:

La IT es un subsidio diario que cubre la pérdida de ganancia mientras estás imposibilitado para desarrollar tu actividad económica. Sirve para ayudarte a compensar el lucro cesante durante tu “baja laboral”. Pero ¿sabes cuáles son los pasos para tramitar la Incapacidad Temporal? ¡No pierdas detalle del siguiente artículo!

¿Qué es la Incapacidad Temporal?

El trabajador por cuenta propia también tiene derecho a pedirse una “baja laboral”. Si, puede que hasta te suene extraño, pero debes saber que, si pasas por una enfermedad común, profesional o un accidente que te impida desarrollar tu actividad económica, puedes pedir el subsidio por Incapacidad Temporal (IT).

Se trata de una ayuda para afrontar la pérdida de ingresos mientras estás recibiendo asistencia médica de la Seguridad Social. Tiene una duración máxima de 365 días, pero, si se dan determinados requisitos, puede ampliarse hasta seis meses más.

Se inicia por enfermedad común o accidente no laboral, desde el cuarto día de baja, y por accidente de trabajo o enfermedad profesional, desde el día siguiente al de la baja.

Pasos para recibir el subsidio por Incapacidad Temporal

  1. Poseer el parte médico que justifique la “baja laboral”. El Servicio Público de Salud o la Mutua en la que estés pagando la cuota correspondiente, son los organismos que deben expedir este parte médico. A ellos tendrás que recurrir para confirmar la baja, si que es tu enfermedad se extiende en el tiempo y, también te darán el parte de alta cuando de nuevo estés capacitado para desarrollar tu actividad.
  2. Solicitar el cobro de la IT mediante documento oficial, que puede ser obtenido en la página web de la seguridad social.
  3. Justificar que estás afiliado y dado de alta (y al corriente de pago de tus cuotas) y has cubierto un periodo de cotización de 180 días.
  4. Rellenar un impreso, que también está a tu disposición en la página web de la Seguridad Social, en el que tienes que especificar en qué situación queda tu actividad mientras estás de “baja”: si has buscado un sustituto, si cesas de manera temporal o lo haces de manera definitiva.
  5. Y, si bien puedes adquirir los impresos a entregar por Internet, tendrás que personarte en las oficinas de la Seguridad Social o la Mutua para presentarlo todo. En caso de que tu enfermedad te lo impida, puedes autorizar a otra persona para que haga el trámite por ti, eso sí, debe aportar una fotocopia compulsada de tu DNI.

Debes saber que el Instituto Nacional de la Seguridad Social, o en su caso el Instituto Social de la Marina, mediante inspecciones aleatorias, pueden emitir el alta médica a todos los efectos. Además, son los organismos autorizados para reconocer esa prórroga de la que hablábamos líneas arriba o iniciar, en su caso, el procedimiento para declarar la Incapacidad Permanente. 

Cuantía y término de la Incapacidad Temporal

Para saber qué cobrarás durante tu “baja laboral” debes primero hallar tu Base Reguladora mediante una cuenta sencilla. Tienes que coger tu base de cotización correspondiente al mes anterior al de la baja y dividirla entre 30. Por ejemplo, si cotizas por la base mínima 919,80€, tu Base Reguladora para calcular el subsidio sería de 30,66€ al día.

Pero esta no es la cantidad que cobrarás, porque a esos 30,66€ tienes que aplicarle determinados porcentajes:

  • Si es por enfermedad común o accidente no laboral: 60% desde el cuarto al vigésimo día de la baja y el 75% a partir del vigésimo primero.
  • Si es por accidente laboral o enfermedad profesional: 75% desde el día siguiente de la baja (siempre que, además de la base mínima, también se esté cotizando por contingencias profesionales).

Por tanto, en un ejemplo sencillo: habiendo cotizado por la base mínima, hemos establecido tu Base Reguladora en 30,66€. Si solicitas la Incapacidad Temporal por enfermedad común o accidente no laboral, cobrarás del día 4 al 20: 18,39€/día y a partir del día 21 hasta que termine tu “baja laboral”: 22,99€/día.

¡Ojo! Un último apunte importante: recuerda que debes seguir cotizando como autónomo durante todo el periodo que dure tu “baja laboral”.

Tu Incapacidad temporal finalizará en cinco supuestos:

  • Transcurso del plazo de tiempo máximo establecido.
  • Alta médica.
  • Pasar a ser pensionista.
  • No presentarse a los reconocimientos médicos.
  • Fallecimiento.

Si después de leer este artículo mantienes dudas sobre la Incapacidad Temporal o prefieres que un especialista te ayude con todo este trámite y papeleo, no olvides que ponemos a tu disposición la asesoría online de Infoautónomos.

La entrada Pasos para tramitar tu Incapacidad Temporal (IT) se publicó primero en Infoautónomos.

Source: El economista<

Volver arriba